Peeling

Exfoliación es el proceso natural de renovación celular de la piel dándose una apariencia escamosa cuando las células muertas se acumulan en la epidermis cuando el proceso se trastorna por una enfermedad; pero el término se usa más para denominar el procedimiento de cosmética para rejuvenecimiento facial que consiste en eliminar esas escamas de las células muertas de piel mediante una acción química o física.

Exfoliación química

Llamado también peeling (pelamiento en inglés) químico, es la exfoliación cutánea con sustancias como fenol, ácido salicílico y ácido tricloroacético y preparados comerciales enzimaticos de aplicación que se recomienda sea únicamente por profesionales expertos. Se usa para mejorar el aspecto de la piel dañada por el sol, disminuir arrugas, mejorar cicatrices de acné o varicela, y decolorar o eliminar manchas.  Dependiendo del poder de penetración de la sustancia química se eliminarán más capas de piel.  A mayor profundidad, mayores efectos pero también más riesgos.

Este procedimiento está indicado en personas de piel clara; en personas de piel obscura corren el riego de pigmentarse, es decir de mancharse, sobre todo si se exponen al sol, y si se realiza peeling profundo.

Este procedimiento, se realiza en consultorio con anestesia tópica (crema), es bien tolerado.  Puede combinarse con otros procedimientos como la cirugía de párpados (Blefaroplastía) o la aplicación de Toxina botulínica