Cicatriz

Las cicatrices pueden formarse por muchas razones diferentes: Pueden ser resultado de infecciones, cirugía, lesiones o inflamación del tejido.     Pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo; su composición varía por lo que la apariencia puede ser plana, abultada, hundida o coloreada, como también puede ocurrir que duelan o provoquen picazón.   El aspecto final de una cicatriz depende de muchos factores, incluido el tipo de piel y la localización en el cuerpo, la dirección de la herida, el tipo de lesión, la edad de la persona que tiene la cicatriz y su estado nutricional.

El procedimiento específico para reducir una cicatriz será determinado por su cirujano basándose en lo siguiente:

  • Su edad, su estado general de salud y su historia médica.
  • La severidad de la cicatriz.
  • El tipo de cicatriz.
  • Su tolerancia a ciertos medicamentos, procedimientos o terapias.
  • Las expectativas para la trayectoria de la condición.
  • Su opinión o preferencia.

Las cicatrices suelen disminuir su apariencia con el tiempo. Mientras se curan, se puede utilizar maquillaje para cubrirlas. Existen determinadas técnicas que ayudan a hacer menos visibles las cicatrices. No obstante, el tratamiento sólo mejora la apariencia de la cicatriz, pero no la borra por completo.

Entre los procedimientos para camuflaje de una cicatriz se encuentran:

  • La Cirugía (W plastía, Plastía geométricas, Z plastía, etc. según el caso).
  • Aplicación de rellenos
  • Inyección de esteroides
  • Compresión con silicón
  • Dermoabrasión
  • Queratolíticos
  • Entre otros